facebook   twitter   youtube   

Con el Mensaje “El Morado lo Pones Tú”, la Gobernadora de Córdoba encargada Conmemoró el Día Internacional de la Mujer.

boletin 027 2018

Portando una pañoleta morada, la gobernadora de Córdoba encargada Sandra Devia Ruiz, salió a las calles a compartir con la ciudadanía, un mensaje sobre la necesidad de hacer frente a las agresiones físicas, emocionales y morales de las que son víctimas un gran número de mujeres en la actualidad.

La actividad se realizó en el marco de la Celebración del Día Internacional de la Mujer, a la cual se sumó la administración departamental con la campaña “El Morado lo pones Tú”, haciendo alusión a la erradicación al maltrato físico a que son sometidas cientos de mujeres.

Ante las recientes agresiones contra féminas en Córdoba, la mandataria departamental dijo que se están implementando políticas en coordinación con la fuerza pública, con el fin de lograr la colaboración ciudadana en las denuncias.

En los últimos días se han incrementado considerablemente este tipo de actos violentos, lo que ha encendido las alarmas entre la sociedad y las entidades encargadas de la defensa de las mujeres. En menos de 8 días, 3 mujeres han sido asesinadas, cifra que se suman a los 8 casos que se registraron en los primeros meses del año en varios municipios del departamento.

Ante estos casos, la Gobernadora Sandra Devia, pidió a la justicia la investigación exhaustiva y establecer si en realidad pueden considerarse como feminicidios.

“Tenemos que esperar que se tipifiquen como tal, el feminicidio no es una moda, es un tipo de delito penal y los jueces deben imputarlo y castigarlo, no se puede justificar como crímenes pasionales”, expresó.

Igualmente hizo un llamado a la sociedad cordobesa de proteger a las mujeres, “nadie tiene derecho a quitarles la vida, porque hayan conseguido una nueva relación, porque se hayan aburrido de la persona con la que están, a nadie se le da el derecho a maltratarlas física ni moralmente”.

Al finalizar la mañana, Sandra Devia, compartió con las funcionarias de la Gobernación de Córdoba, a las que instó a acabar con la situación de inferioridad que sufre la mujer en el hogar y en el trabajo, convirtiéndose en multiplicadoras en cada espacio de la sociedad de los derechos de las mujeres.