facebook   twitter   youtube   google   rss   

Llamado a la concordia hace el Secretario de Salud Departamental, Alfredo Aruachán Narváez al cuerpo médico y trabajadores del Hospital San Jerónimo de Montería. 

Montería. Un llamado fraternal a la reflexión y al diálogo constructivo que permita restablecer la prestación del servicio de salud a la comunidad formuló este jueves el secretario del ramo en el departamento de Córdoba, Alfredo Aruchán Narváez, a propósito del cese de actividades que se adelanta en la Empresa Social del estado Hospital “San jerónimo de Montería” desde hace unas 48 horas.

“El gremio médico es consciente de que la salud es un servicio vital que no puede suspenderse” subrayó el funcionario tras invitar a la concordia, a la reflexión, y a la calma a los profesionales y demás trabajadores de la salud, y anunció que la Gobernación de Córdoba a través de la Secretaría de Salud Departamental, servirá de garante entre las E.P.S. del régimen subsidiado y las directivas del Hospital San Jerónimo para salir prontamente de la crisis que afecta hoy día a miles de usuarios.

“Tenemos que reunirnos con el gremio médico del Hospital San Jerónimo, sabemos que es un gremio consiente, sabemos que se le adeudan unos meses, pero sabemos también que los médicos quieren al hospital San Jerónimo, y por ello yo los llamo a la concordia, a la reflexión y al raciocinio, para que nos sentemos y dialoguemos y miremos las diferentes formas de ayudarnos a presionar a las EPS del régimen subsidiado, pero no en forma de paros laborales, porque de esta manera se colapsa el sistema de salud y estamos perjudicando a miles de personas” afirmó Aruachán.

Las EPS del régimen subsidiado no están pagando a tiempo.

“Los Hospitales no pueden parar. El pueblo tiene que recibir salud, pero las EPSs no están pagando a tiempo el 50% como dice la ley de giro directo, sino un 35%, entonces eso ocasiona que un hospital como el “San Jerónimo” de Montería, que recordemos, es un hospital de referencia, no solamente del departamento de Córdoba, sino del Bajo Cauca y del Urabá antioqueño y parte de la Mojana sucreña, esté recibiendo solamente mil 500 millones de pesos y lo poco que le está dando la Secretaría de Salud Departamental, de esa forma, si las EPS del régimen subsidiados no pagan a tiempo o si la Superintendencia o el

Ministerio de la Protección Social no nos ayudan, van a colapsar los hospitales”, explicó el Secretario de Salud Departamental.

Por ello, la Gobernación de Córdoba y la Secretaría de Desarrollo de la Salud han decidido acompañar y vigilar al Director del Hospital y a las diferentes EPS del departamento, para que sean cumplidos en sus pagos, con el fin de brindar un excelente servicio a los usuarios. Aruachán Narváez añadió que “los médicos, usuarios y demás trabajadores de la salud de Córdoba, no solo del Hospital San Jerónimo, deben ser consientes de que el sistema de salud en Colombia, cambió, por tanto tenemos que sentarnos a dialogar, y mirar las nuevas condiciones y sé que esta tarea contamos con el apoyo del Ministerio de Salud y Protección Social.

Cabe recordar, que ésta situación de atraso en el pago a los trabajadores es nacional y que todo obedece precisamente a que es ahora la Superintendencia Nacional de Salud quien administra los rubros que vienen del Gobierno Nacional y no los entes departamentales, de acuerdo a la resolución expedida hace un año por el Ministerio de Salud.

Es importante mencionar, que desde diciembre del 2011, el Ministerio de Salud expidió una resolución para efectuar el giro de recursos del fondo de salvamento y garantías por un valor de 48 mil 87 millones de pesos a 11 entidades que fueron intervenidas para administrar o liquidar. Entre ellas se encuentran 3 hospitales del chocó, 2 en el Magdalena, 2 en Atlántico, también 1 en Córdoba, Antioquia, Guaviare y Guainía.

Publicado: 15 de Noviembre de 2012

botonVolver